Comercios deberán colocar en vidriera un código QR con información sobre sus impuestos

Comercios deberán colocar en vidriera un código QR con información sobre sus impuestos

El uso obligatorio de autoadhesivos con un código QR en locales comerciales comenzará a implementarse a partir del 22 de julio. A través del código el ciudadano podrá conocer si el comercio tiene sus impuestos al día.

Esta medida, diseñada por la Dirección General Impositiva (DGI) y el Banco de Previsión Social (BPS), comenzará en 2600 locales y su fin es promover el control desde la sociedad para la evasión de los tributos.

El director general de Rentas, Pablo Ferreri, informó que esta iniciativa se enmarca en la política que lleva adelante la DGI de utilizar las herramientas tecnológicas disponibles para brindar mejores servicios y generar controles más eficaces.

Dijo que esta iniciativa denominada "Uruguay 3 Millones" se trabaja en conjunto con el BPS y se espera que se instale como una herramienta de control social en relación al pago de impuestos en Uruguay.

En tal sentido, los comercios tendrán la obligación de mostrar en su vidriera principal y en las cajas de facturación un autoadhesivo con un código QR que brindará información al contribuyente sobre si el comercio en el cual está comprando tiene sus tributos al día.

A través de un smartphone se podrá leer el código QR que le brindará información tanto de la DGI como del BPS.

“Los uruguayos podremos elegir entre comprar en un comercio que está al día con sus obligaciones y su responsabilidad social a través del pago de impuestos o en un comercio que no lo está”, explicó.

Esta medida será obligatoria para todos los comercios pero la incorporación se realizará de manera gradual. Esta iniciativa cubrirá, en primer lugar, los locales con venta al público y dentro de ese universo se seleccionaron dos rubros que permiten manejar las primeras experiencias de manera piloto para poder realizar los ajustes para una mejor gestión. Se continuarán incorporando rubros de comercio con venta al público en lo que resta del año.

A partir del 22 de julio deberán colocar los autoadhesivos los comercios con domicilio fiscal en Montevideo de los rubros: restaurantes y parrilladas, bares, salones de té, locales de expendio de bebidas, los cuales tendrán 30 días para retirar los stickers en los locales del BPS o DGI, sin costo para el comerciante.

A partir del 20 de agosto la medida será obligatoria para los contribuyentes que venden al por menor prendas de vestir, tanto de hombre como de mujer, artículos de calzado, accesorios de vestimenta, integrando unos 9.200 comercios en total que tendrán un plazo de 30 días a partir de esa fecha para retirar el sticker y colocarlo en la ventana de sus respectivos comercios.

Paralelamente, a los comercios que no cumplen con sus obligaciones se les sancionan de acuerdo a la normativa vigente con re liquidaciones de tributos, multas y moras que correspondan.

Fuente: UNoticias / Presidencia.